4 principios de una estrategia de marketing en la era digital

 

Plan de Marketing… Solía ser más simple, cuando habían pocos canales de televisión, algunas estaciones de radio, unas cuantas revistas y uno o dos periódicos en cada mercado. Llegarle a los consumidores era fácil y si tenías un mensaje convincente, podías mover un producto; pero hoy en día, la tecnología ha hecho que sea mucho más difícil.

Lo que solía ser una cuestión de identificar necesidades y de comunicar beneficios, ahora te obliga a construir experiencias de inmersión dedicadas a los consumidores, lo que significa que tienes que integrar a la perfección toda una nueva gama de habilidades y capacidades, pero estos 4 principios te servirán de guía:

 

1. Define los objetivos de tu negocio

Pasan tantas cosa con el marketing actual, que todos luchan por mantenerse al día y al mismo tiempo, los profesionales de marketing sentimos la presión de ser “progresistas” y de integrar activamente a los medios emergentes en un Plan de Marketing.

Sin embargo, un buen plan de marketing digital no depende del número de aparatos y neologismos que uses, sino de la eficacia con que logres tus metas y por lo tanto, cómo defines tus objetivos tendrá un profundo impacto en los resultados.

La mayoría de las empresas deben enfocarse adecuadamente en la evaluación de sólo tres indicadores: la conciencia, las ventas y el servicio al cliente. Tal vez tu marca no sea muy conocida, o tal vez tenga problemas con la conversión de la conciencia a las ventas o necesite fomentar el servicio al consumidor y aunque toda empresa necesita los tres, es importante que te centres en un objetivo primario o tu estrategia será confusa.

 

2. Utiliza equipos de innovación para identificar, evaluar y activar las oportunidades emergentes

Es esencial que cuentes con un equipo dedicado a la identificación de oportunidades emergentes, para evaluar su verdadero potencial.

Una vez que hayan culminado con éxito una oportunidad emergente en un programa piloto, pueden escalarla hacia arriba e integrarla en el proceso estratégico como una táctica viable para lograr un objetivo de la conciencia, las ventas o la promoción.

 

3. Separa la estrategia de la innovación

Lamentablemente, en muchas organizaciones la estrategia y la innovación a menudo se agrupan juntas porque son percibidos como algo que hacen “las personas inteligentes” y es por eso que, con demasiada frecuencia, en los equipos de innovación abundan los altos ejecutivos, ya que se considera crucial para el futuro de la empresa.

Sin embargo, la estrategia es fundamentalmente diferente de la innovación. Como se señaló anteriormente, una buena estrategia es aquella que logra objetivos específicos y la innovación, sin embargo, se centra en la creación de algo completamente nuevo y las nuevas cosas, por desgracia, tiende a no funcionar tan bien como las soluciones estándar (al menos al principio).

 

4. Construye bienes abiertos al mercado

El enfoque principal del antiguo marketing, eran campañas publicitarias atractivas que llamaban la atención de la conciencia del consumidor y una vez que los clientes potenciales estaban al tanto del producto, las ventas directas y las promociones minoristas podían cerrar el trato.

Hoy ese modelo está roto. Hoy en día, las campañas de promoción efectivas se enfocan a las búsquedas en Internet, donde el comportamiento de los consumidores puede ser rastreado y luego reorientado por los competidores.

 

Para alcanzar el éxito, las marcas necesitan hacer algo más que conducir a los consumidores a una compra, tienen que inspirarlos a participar. En la era digital, las marcas ya no son meros activos de la empresa para ser promovidas, deben tener un propósito para las comunidades.

 

Tu opinión es muy importante para nosotros, por favor déjanos un comentario y ayúdanos a que cada vez más personas conozcan esta información, compartiéndola en tus redes sociales.

 

Diplomado de Marketing Digital

 

Sabrina Mathison

 

Leave A Response

cuatro + cinco =

* Denotes Required Field