fbpx

5 errores comunes en la segmentación de clientes

¿Quieres ver este contenido en YouTube?

La segmentación de clientes es el proceso de crear subgrupos de compradores, en función de sus características compartidas.

Dado que 77% del ROI proviene de las campañas dirigidas y activadas, la segmentación de clientes siempre ha sido una de las tácticas centrales del marketing digital.

La segmentación de tu base de clientes mejora tu comprensión de su comportamiento y, por lo tanto, personaliza las campañas promocionales para cada segmento.

Esto es de gran valor para tu negocio, porque las personas tienden a responder mejor cuando sienten que sus necesidades e intereses, están siendo abordados específicamente.

Sin embargo, a veces puede no funcionar de acuerdo al plan. Un pequeño error puede costarte mucho tiempo y recursos, para arreglar todo el proceso de segmentación.

En este blog, te explicamos 5 errores comunes de segmentación de clientes, y cómo abordarlos sabiamente para aprovechar al máximo tus datos.

eBooks GRATIS

Ingresa tus datos para recibirlos en tu correo electrónico.

1. Tu segmentación de clientes no se ajusta a tus objetivos comerciales

Es importante que cualquier campaña de marketing que lances, sirva a tus objetivos comerciales de manera eficaz.

Ya sea para atraer nuevos clientes, expandir los valores de la vida útil de tus clientes o presentar nuevos productos, tu campaña debe ayudarte a avanzar hacia ese objetivo.

Supongamos por ejemplo, que tienes un segmento de clientes con un producto SaaS ya instalado, que pueden integrar con tu nueva aplicación.

Esta segmentación de clientes debería recibir contenido sobre cómo esta corriente de trabajo beneficia su operación, en lugar de un simple anuncio de lanzamiento.

Si no tienes claro cuáles son tus objetivos, sigue el modelo SMART y defínelos correctamente:

  • Específico (Specific): el objetivo debe tener un punto final claro y muy específico. Si tu objetivo es demasiado vago, no es SMART.
  • Medible (Measurable): debes poder hacer un seguimiento preciso de tu progreso, que te permita juzgar cuándo haz alcanzado una meta.
  • Alcanzable (Achievable): el objetivo debe ser alcanzable y cumplir con tu motivación ahora y en el futuro.
  • Relevante (Relevant): el objetivo que elijas debe ser pertinente para el campo elegido o debe beneficiarlo directamente.
  • Oportuno (Timely): establecer un marco de tiempo para tu objetivo, te ayuda a cuantificarlo y mantiene tu enfoque en el camino.

2. Solo confías en comportamientos pasados

Aunque es importante tener en cuenta los datos demográficos y el historial de compras al crear una lista de segmentación de clientes, no te dejes atrapar por los datos.

Los hábitos de tu audiencia tienden a cambiar con el tiempo.

Por lo tanto, centrar tu estrategia en el mismo comportamiento mientras ignoras los demás, es extremadamente restrictivo.

En su lugar, crea una estrategia que refleje los valores de tus clientes objetivo y observa cualquier tendencia futura.

De esta manera, no pierdes el tiempo adaptando tu contenido a algo que ya ha cambiado.

3. Defines grupos demasiado amplios para tu segmentación de clientes

Si defines tus grupos de segmentación de clientes de manera demasiado amplia, puedes obviar ciertas categorías.

Hacerlo te puede llevar a perder algunos clientes, frente a competidores cuya segmentación es más estrecha.

Definir grupos reducidos, te permite crear mensajes más relevantes para obtener una mejor tasa de respuesta.

Debido a que no todos los clientes tienen la misma demanda, las ofertas que afectan sus necesidades únicas aumentan la posibilidad de que se interese en tu producto.

Hacerlo genera una mayor posibilidad de ventas.

4. No limpias los datos antes de hacer la segmentación de clientes

La mayoría de las veces, los datos vienen en gran volumen y velocidad.

Los datos que son irrelevantes para tus metas de marketing y objetivos comerciales, te impiden realizar una segmentación de clientes precisa y optimizada.

Por lo tanto, antes de categorizar a tus clientes, realiza una auditoría de datos con la ayuda de una hoja de cálculo.

Decide qué campos de datos necesitas y cuáles son innecesarios para tus campañas.

Es posible que también necesites más espacio para nuevos campos y eliminar los datos duplicados.

Hacerlo te ofrece datos limpios, que te ayudan a que tu segmentación de clientes sea más efectiva.

5. No tienes suficientes datos

La segmentación de clientes consiste en identificar patrones en sus datos.

Una mayor cantidad de datos, refleja mejor tu población de clientes y te permite una comprensión más profunda de su comportamiento.

Para no perder ningún campo de datos relevante, verifica constantemente tus herramientas de análisis y el informe de automatización del correo electrónico.

Hacerlo te asegura que estás recopilando toda la información necesaria.

En caso de errores técnicos en los que los datos no lleguen a tu equipo de marketing, instala una herramienta de integración de flujo de trabajo con anticipación.

Este tipo de plataforma te asegura que los datos de tu sistema de recopilación, están conectados a tu sistema de procesamiento de datos.

Verifica todos los datos y asegúrate de que la información valiosa no languidezca en otro lugar.

Tu opinión es muy importante para nosotros, por favor déjanos un comentario y ayúdanos a que cada vez más personas conozcan esta información, compartiéndola en tus redes sociales.

¡Conoce nuestra oferta educativa!

Últimas entradas:

Deja un comentario