fbpx

8 pasos para encontrar tu público objetivo

Encontrar tu público objetivo es un componente básico de una estrategia de marketing exitosa.

A veces, lo único que necesitas para cambiar el rumbo de tu negocio (y mejorar el ROI) es analizar qué estás promocionando.

Además, ajusta tu mensaje y la estrategia general en consecuencia.

Pero no es tan fácil como crees.

Encontrar tu público objetivo correcto requiere tiempo, paciencia y la capacidad de tener una visión objetiva de tu negocio y tus clientes.

Para lograrlo, sigue los 8 pasos para encontrar tu público objetivo, quizás te sorprenda lo que descubras

1. Analiza tus clientes existentes

Comprender las características y los patrones de compra de tus clientes, revela mucho de tu negocio.

Analiza los datos y perfila tu lista de clientes existente.

Hazlo para ver las distribuciones geográficas, los rangos de edad, los factores de estilo de vida y otras ideas.

Además, identifica qué campañas y mensajes te funcionaron en el pasado, qué prospectos respondieron y cómo influyó la campaña en su comportamiento de compra.

2. Segmenta para encontrar tu público objetivo

Segmenta cada audiencia demográfica para hacerla más específica.

Por ejemplo, si tu producto está dirigido a profesionales de recursos humanos, estas personas pueden tener características únicas.

Es el caso de quienes trabajan en una gran empresa y se especializan en la administración de beneficios.

O quienes trabajan en una empresa más pequeña y son los responsables de todo el área.

Analiza de forma crítica qué segmentos de tu audiencia usan tu producto o servicio y cómo lo hacen.

3. Vigila a tu competencia

Conoce a quiénes se dirigen tus competidores y cómo satisfacen o no satisfacen sus necesidades.

Hacerlo te ayuda a definir aún más tu estrategia de orientación de audiencia y a diferenciar tu negocio.

Averigua quién es su público objetivo, cómo le están hablando y qué están haciendo bien.

4. Para encontrar tu público objetivo, desafía tus suposiciones

No asumas que entiendes a tus clientes.

Incluso si son «a quienes siempre les has comercializado», haz un análisis crítico y reevalúalo a medida que tu negocio evoluciona.

Compara tus hallazgos de investigación primarios y secundarios con tus suposiciones iniciales sobre tu público objetivo.

Define si hay diferencias en la demografía, en su motivación de compra y si puedes segmentar tu audiencia de manera más precisa.

Escucha a tus clientes.

Para hacerlo, haz encuestas y/o entrevístalos para comprender mejor sus deseos y necesidades.

Considera esta información, incluso si entra en conflicto con tus suposiciones originales.

5. Crea personajes de audiencia

Documentar tu audiencia ideal es clave para enfocar tus ideas y mantener a toda tu organización enfocada en la misma.

Para crear eficazmente al buyer persona que representa a tus clientes, incluye información demográfica y psicográfica.

Incluye también detalles sobre su estilo de vida, roles y responsabilidades, preferencias de comunicación y consumo de medios.

6. Encuentra a tu audiencia

Ya tienes una mejor comprensión de quiénes son tus clientes potenciales.

Para encontrar tu público objetivo, averigua dónde encontrarlos y cómo prefieren comunicarse.

Hacerlo te permite determinar la combinación correcta de tácticas y mensajes clave que resonarán con tu público objetivo.

Analiza cómo te encuentran tus clientes actuales y cómo se relacionan con tu negocio, para determinar cuáles son los puntos de contacto más efectivos para lograr una venta.

7. Ejecuta campañas de prueba y acepta el fracaso

Prueba toda tu estrategia, desde las landing page hasta el email marketing y las campañas en redes sociales.

Al realizar una prueba, define qué táctica funcionó mejor y qué titulares, imágenes y llamados a la acción resonaron más con tu público objetivo.

Analiza siempre tus resultados, aplica tus hallazgos a tu próxima campaña y ten presente que no todas las pruebas son exitosas.

De hecho, a veces las mejores ideas provienen de pruebas fallidas.

8. Para encontrar tu público objetivo, evalúa tu estrategia periódicamente

Con la tecnología en rápida evolución y las audiencias cada vez más fragmentadas, es importante que evalúes tus estrategias de marketing cada 12 a 18 meses.

Evita enviar mensajes obsoletos por falta de tiempo y no asumas que una idea o táctica tendrá éxito solo porque te funcionó en el pasado.

Revisa periódicamente los perfiles de tu audiencia y los de tus clientes, realiza actualizaciones basadas en sus datos actuales y prueba los resultados de la campaña.

Considera nuevas formas de conectarte con tu público objetivo.

A medida que tu negocio evoluciona con la tecnología, también lo harán las formas en que tus clientes desean conectarte.

Finalmente, ten siempre presente que dirigirte al público objetivo correcto puede marcar una diferencia significativa en la efectividad de tu estrategia de marketing.

Si necesitas crear una estrategia de marketing digital para tu negocio, te ofrecemos nuestro Curso de Plan de marketing con el que aprenderás a establecer los objetivos comerciales online de una empresa y las estrategias a seguir para alcanzarlos.

Tu opinión es muy importante para nosotros, por favor déjanos un comentario y ayúdanos a que cada vez más personas conozcan esta información, compartiéndola en tus redes sociales.

Deja un comentario