fbpx

Cómo definir tus metas comerciales y ejemplos

Definir tus metas comerciales es una parte esencial para establecer prioridades y preparar a tu empresa para el éxito durante un período de tiempo determinado.

Tomarte el tiempo para establecer metas para tu negocio y crear objetivos individuales que te ayuden a alcanzarlos, puede aumentar en gran medida tu capacidad de lograrlo.

En este artículo, exploramos la definición de metas comerciales, la diferencia entre metas y objetivos comerciales y te brindamos algunos valiosos consejos.

Además, te ofrecemos algunos ejemplos de metas comerciales a corto y largo plazo.

Qué son las metas comerciales

Las metas comerciales son las metas que una empresa anticipa lograr en un período de tiempo establecido.

Puedes establecer metas comerciales para tu empresa en general, así como para departamentos, empleados, gerentes y/o clientes en particular.

Las metas generalmente representan el propósito más amplio de una empresa y funcionan para establecer un objetivo final para que los empleados trabajen.

Las metas comerciales no tienen que ser específicos ni tener acciones claramente definidas. En cambio, los objetivos comerciales son resultados generales que la empresa desea lograr.

Establecer objetivos comerciales es importante por varias razones, entre otras:

  • Te proporciona una forma de medir el éxito de tu negocio.
  • Mantiene a todos tus empleados en la misma página, en cuanto a cuáles son los objetivos de tu empresa.
  • Le brinda a tus empleados una comprensión clara de cómo la toma de decisiones alcanza los objetivos de la empresa.
  • Te asegura que tu empresa vaya en la dirección correcta.

Qué son los objetivos comerciales

Los objetivos comerciales son pasos claramente definidos y medibles que tomas para alcanzar los objetivos más amplios de tu empresa.

Los objetivos son de naturaleza específica, puedes definirlos y realizarles un seguimiento fácilmente. Estableces objetivos para alcanzar tus metas comerciales.

Metas comerciales vs. objetivos comerciales

Estas son las diferencias entre las metas comerciales y los objetivos comerciales:

  • Las metas comerciales definen el «qué» del propósito de tu empresa, mientras que los objetivos comerciales definen el «cómo».
  • Por lo general, las metas comerciales solo te proporcionan una dirección general a seguir, mientras que los objetivos comerciales describen claramente los pasos a seguir.
  • Los objetivos comerciales son medibles, mientras que las metas comerciales generalmente no lo son.
  • Las metas comerciales son más amplias y abarcadoras, mientras que los objetivos comerciales son específicos.
  • Los objetivos comerciales suelen tener un cronograma establecido, mientras que las metas comerciales no.

Cómo establecer metas comerciales a corto plazo

Las metas comerciales a corto plazo suelen ser las que deseas que tu empresa logre en un período de semanas o meses.

Sigue estos pasos para establecer tus metas comerciales a corto plazo:

1. Identifica las metas a corto plazo durante un período de tiempo determinado

El primer paso para establecer metas comerciales a corto plazo es determinar qué deseas alcanzar en un período de tiempo determinado.

Muchas metas a corto plazo son las que promueven el logro de metas a largo plazo.

Considera tus metas a largo plazo, así como lo que quieres lograr en las próximas semanas o meses.

Transforma estas en las metas a corto plazo que impulsarán tu negocio hacia adelante.

2. Divide cada meta en objetivos comerciales procesables

A continuación, desglosa cada meta a corto plazo en objetivos procesables.

Estos objetivos deben representar los pasos que tu empresa tomará para alcanzar cada meta.

Por ejemplo, si tu meta es conseguir seis nuevos clientes en el próximo mes, tus objetivos son los pasos que tomarás para asegurar el negocio de seis clientes.

Por ejemplo, poner un nuevo anuncio en un periódico y publicar tres veces por semana en redes sociales.

3. Asegúrate de que tus objetivos comerciales son medibles

Los objetivos comerciales que estableciste en el paso anterior deben ser medibles.

Por ejemplo, si uno de tus objetivos para alcanzar una meta a corto plazo es publicar más en las redes sociales, no te limites a decir eso como estrategia.

En su lugar, haz que el objetivo sea medible siendo lo más específico posible.

Usando el ejemplo anterior, establece «publicar en Instagram tres veces por semana y en Facebook dos veces por semana, durante ocho semanas».

4. Asígnale a tus empleados tareas relacionadas con tus metas

Una vez que hayas establecido los objetivos para cada meta a corto plazo, asígnale cada objetivo a un empleado o a un equipo como responsables hasta su finalización.

5. Mide tu progreso con regularidad

Mide periódicamente el progreso de tus metas a corto plazo para asegurarte de que estás en camino de cumplirlas en el plazo que estableciste.

Por ejemplo, si aumentaste la cantidad de publicaciones en las redes sociales como parte de tu meta comercial, mide si hay incrementos en la interacción cliente/cliente potencial.

Hazle seguimiento a tu progreso y ajusta tus objetivos, si es necesario, para cumplir mejor tus metas.

Ejemplos de metas a corto plazo

Estos son algunos ejemplos de metas comerciales a corto plazo:

  • Incrementar los precios de los productos en un 3% durante los próximos tres meses.
  • Contratar tres nuevos empleados de marketing durante los próximos cinco meses.
  • Incrementar el tráfico web al blog de tu empresa.
  • Implementar sorteos mensuales para los clientes en las redes sociales.
  • Iniciar un programa de premios para reconocer al «Empleado del mes».
  • Seleccionar una organización benéfica a la que comenzar a patrocinar.
  • Crear un perfil en un nuevo canal de redes sociales.
  • Aumentar las publicaciones en las redes sociales a tres veces por semana.

Cómo establecer metas comerciales a largo plazo

Además de los pasos mencionados en la sección sobre cómo establecer metas a corto plazo, incluye también estos pasos para definir tus metas comerciales a largo plazo:

1. Establece las metas que deseas lograr en los próximos 10 años

El primer paso para establecer tus metas comerciales a largo plazo, es determinar las metas que deseas lograr durante los próximos años.

Para muchas personas es suficiente establecer sus metas para los próximos 10 años; sin embargo, puedes establecerlas a solo un año o hasta 20 años.

Identifica y anota tantas metas como sea posible que deseas que tu empresa logre en el período de tiempo que decidas.

2. Prioriza tus metas a largo plazo

Muchas empresas tienen varias metas que quieren lograr a largo plazo. Sin embargo, es difícil concentrarte en todos los objetivos a la vez.

Por esta razón, es importante priorizar las metas en las que deseas centrarte primero y dispón los recursos de tu empresa en lograrlos antes de pasar a otras metas.

3. Divide cada meta a largo plazo en objetivos a corto plazo

De manera similar a cómo desglosaste las metas a corto plazo, divide también tus metas a largo plazo en objetivos accionables a corto plazo.

Por ejemplo, si tu meta a largo plazo es aumentar el conocimiento general de la marca de tu empresa, divídela en objetivos a corto plazo que te ayuden a lograrla.

Ejemplos de objetivos prácticos para esa meta, son publicar en las redes sociales tres veces por semana y colaborar con personas influyentes en las redes sociales mensualmente.

4. Hazle un seguimiento regular a las metas a largo plazo de tu empresa

Un componente importante para lograr las metas a largo plazo, es hacerles seguimiento de forma regular.

Debido a que puedes tardar un período prolongado en alcanzar tus metas a largo plazo, puede ser fácil que te olvides de ellas o que pierdas de vista tu meta final.

Hacerle seguimiento al progreso realizado hacia cada meta, te garantiza estar en el camino correcto para alcanzar tus metas y te permite hacer los ajustes necesarios.

Ejemplos de metas a largo plazo

Estos son algunos ejemplos de metas comerciales a largo plazo:

  • Incrementar los ingresos totales de tu empresa en un 10% durante los próximos dos años.
  • Reducir los gastos de producción en un 5% durante los próximos tres años.
  • Incrementar el conocimiento general de tu marca.
  • Aumentar la participación de tu empresa en tu mercado.
  • Abrir tres nuevas oficinas en todo el país.
  • Contratar a 50 nuevos empleados en todo el país.
  • Desarrollar y lanzar tres nuevos productos.

Si necesitas crear una estrategia de marketing digital para tu negocio, te ofrecemos nuestro Curso de Plan de marketing con el que aprenderás a establecer los objetivos comerciales online de una empresa y las estrategias a seguir para alcanzarlos.

Tu opinión es muy importante para nosotros, por favor déjanos un comentario y ayúdanos a que cada vez más personas conozcan esta información, compartiéndola en tus redes sociales.

Deja un comentario